Arte Culinario Maya

Guatemala.

Desde la antigüedad los mayas preparaban sus alimentos en base a sustancias, plantas y semillas que aún se utilizan en la actualidadcomo el maíz, frijol y achiote.

Actualmente las mesas de los hogares y restaurantes guatemaltecos se satisfacen en ofrecer el buen gusto de integrar en sus recetas, elementos ancestrales como el maíz, frijol, achiote.

Guatemala conserva una gran variedad de platillos como el pepián de pollo o de res, el caldo de kakik, de chunto, el jocón, los tamales, las tortillas de maíz y muchos más.

Los cuales para degustarlos se tiene que visitar las diferentes regiones turísticas de Guatemala, llenas de color, sabor y tradición. Capaces de satisfacer cualquier paladar.

Cuando visite Guatemala tiene que degustar alguno de los platos tradicionales de este país, el cual ofrece una oferta culinaria impresionante como el pepián de pollo o de res, el caldo de Kakik, de chunto, el jocón, los recados, los tamales, las tortillas de maíz y una variedad impresionante.

La comida es resultado de un largo proceso que reúne las más antiguas tradiciones en las que el maíz es el centro de la vida misma y materia de la creación. Como todos sabemos, el maíz era el sustento principal de los mayas antes de la llegada de los españoles, con él se elaboraban alimentos y bebidas que aún hoy son base fundamental de la comida. Huellas de ese pasado prehispánico las encontramos en la inteligente mezcla del maíz y del cacao, en el pozol y en los atoles.

ue hacen del maíz y del cacao molido una a manera de espuma muy sabrosa con que celebran sus fiestas y que sacan del cacao una grasa que parece mantequilla y que de eso y del maíz hacen otra bebida de la sustancia del maíz molido crudo, que es muy refrescante y sabrosa. La comida entre los mayas adquiere características especiales porque se le relaciona con la creación del mundo, donde el maíz es la materia principal. Otras plantas de la flora original, así como los animales de su entorno, enriquecen la dieta de un mundo en que la naturaleza es todavía hermana y compañera del hombre. El acto de comer es un acto de buenaventura; esto explica que entre los mayas la hospitalidad sea una virtud natural que, desde luego, se manifiesta con mucha fuerza a la hora de sentarse a la mesa